viernes, 9 de junio de 2017

"Condena", de Rachel Hawkins (Hex Hall #1)

Título: Condena

Título original: Hex Hall

Serie: Hex Hall #1

Autora: Rachel Hawkins (1979)

Año de publicación: 2010

Calificación: 🌟🌟🌟

Composición de la serie:

2) Desafío

3) Embrujo

Spin off (se ubica después del último):
School Spirits






Tres estrellitas que van no porque soy mala (a veces me siento más bruja que la protagonista de este libro…), sino porque confío en que va a mejorar. Como casi todo inicio de una saga, Condena es muy introductorio y nos va presentando su mundo y sus personajes, aunque pueda pecar de superficialidad en varias ocasiones. Divertido y ágil, pero poco innovador. Ese sería un buen resumen.

Sophie Mercer es la protagonista de una historia que la tiene como el desastre más desastroso del universo. Apenas empieza el libro ya sabemos que tiene poderes (primer error) y que la van a enviar a un reformatorio para Prodigium (brujas, hadas y metamorfos) porque es un peligro caminando. En fin, allí va a conocer a una amiga rara, al chico más guapo del colegio (segundo error) y al trío de tontas que se creen cool (se prenden las luces rojas del error). La verdadera intriga está en los incidentes que la van a tocar de cerca.

El mundo que rodea a Sophie es simple, al menos por el momento. Hay cierta leyenda que explica el origen de los Prodigium (y está pésimamente explicada, por cierto). Hay brujas oscuras y blancas, demonios, hadas y metamorfos. Hay secretos que, si fueran revelados, dolerían. Y, por supuesto, existe un Concilio que fija reglas y grupos “anti gente mágica” que le van a dar un toque interesante. Como Sophie fue criada por su madre humana, no conoce mucho de ese mundo salvo por lo que leyó en algunos libros, así que las personas que conocerá la iluminarán un poco en el tema. Lo malo es que a veces no ahondan en lo que están comentando (tal vez porque es algo que Sophie ya debería saber y por eso lo hacen con cierta dejadez) o dicen todo a medias. En todo caso, esto último se vuelve comprensible.

Los personajes me parecieron estereotipos, casi calcados de una película de secundaria (Mean Girls, tal vez), pero son bastante queribles, graciosos y tienen ciertos giros que los sacan parcialmente del encasillamiento. La protagonista está correcta y piensa rápido. Tengo la sensación de que en el próximo todos se van a complejizar más, ya que la historia lo amerita. Algunos SPOILER (como la Vandy, una suerte de Severus Snape versión femenina, y Casnoff, que se muere por ser Dumbledore) FIN DEL SPOILER necesitan urgente un lavado de cara que los haga identificables por sí mismos.  Al leer este libro tuve la sensación de estar leyendo pedazos de otras sagas y de estar frente a sus elementos, así que lo primordial fue ver de qué forma se insertaban en la historia para volverla más original y hacerla avanzar. El punto a favor está ahí: sus particularidades lo hacen, no las ajenas.

Cuando termina el libro va quedando más claro por qué Hex Hall vale la pena el esfuerzo y por qué leí las continuaciones. Me gustó el final y quise saber qué sería de las complicadas y mágicas vidas de estos personajes.


2 comentarios:

  1. No pensé ver que leyeras algo como esto, tus lecturas son siempre tan kúl. Se me hizo raro. Si tú le has dado el visto bueno, puede que le dé una oportunidad ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja es que me gusta leer juveniles cada tanto. Eso sí: soy muy selectiva, me cuesta dar con algo que me encante :) No lo leas con las expectativas muuuy altas. Es bueno para pasar el rato. Me sacó unas cuantas risas.

      Eliminar

Un comentario respetuoso (sin insultos y sin spoilers) trae suerte. El spam es innecesario.